Organizadores para bolsas de té

Un organizador para bolsas de té, es aquel sistema de almacenaje que garantizará que la base para preparar esta emblemática infusión logre conservar intacto su olor y sabor, pues está comprobado que guardarlo de la manera correcta es más que suficiente para impedir que sea vulnerable a factores como la luz, la humedad y ciertos olores fuertes del ambiente que pueden afectar su calidad.

Opciones para guardar bolsas de té

  • Juego de cajas de té: se trata de cajas organizadoras con tapa que, además, son apilables. Se consiguen con diferente número de compartimientos, pero mantienen la característica de ser transparentes para visualizar el contenido sin inconvenientes; se recomiendan para poner orden en los armarios de la cocina e impedir que las bolsas de té se deterioren prontamente.
  • Caja para té: tanto en madera como en bambú y en muchos casos exponiendo un estilo rústico, estas cajas son también piezas decorativas por los bonitos detalles que incorporan en sus diseños. Disponen de los respectivos compartimientos y de tapa con ventana para observar el interior.
  • Estante organizador para el té: si eres fanático de esta bebida y te encanta tener una gran variedad de sabores, entonces esta alternativa puede ser para ti. Compactos y ahorradores de espacio, estos estantes cuentan con cajones que se deslizan y aseguran el acceso. Su capacidad es superior, de manera que se recomienda solo para quienes definitivamente tienen muchas de estas bolsitas.
  • Mini cajoneras para té: con sus respectivos separadores, estas pequeñas cajoneras son estables y permiten un almacenaje ordenado y sencillo. Siguiendo el concepto de lo transparente, una armazón que puede ponerse en horizontal o en vertical, se encarga de sostener casi siempre, tres cajones, aunque según el modelo pueden ser más.
  • Bandeja para té con cajones: bastante funcional, esta bandeja integra el espacio para ubicar el juego de té o café y los compartimientos para las bolsitas de té en la parte inferior, lo que significa que se puede servir en ella y causar una muy buena impresión. Se puede conseguir en materiales como el MDF, aunque de ser posible, se sugiere algo con calidad para que sea una inversión a largo plazo.

La importancia del almacenamiento del té

Las bolsitas de té que se dejan por muchos días al aire libre, inmediatamente empiezan a perder sus propiedades características, de ahí que la sugerencia más recurrente y sencilla, de que se almacenen en frascos de vidrio con tapa.

Ante lo trascendente que se ha vuelto el aprovechamiento de los espacios y una decoración bien planificada, el almacenamiento del té también ha encontrado una gran variedad de alternativas con la capacidad de garantizar el cumplimiento de los requisitos básicos que surgen de querer un organizador bonito y a la vez, eficiente en cuanto a la conservación del producto.

Por todo lo anterior, es preciso informarse bien ya que no todo el té presenta el mismo periodo de duración, adicionalmente, aquellos que son de fruta o aromáticos, implican de mayores consideraciones para su protección pues presentan una tendencia más fuerte a afectarse.

Deja un comentario