Ordenar la cocina: organizadores de cajón para cubiertos

Hacer de la cocina un espacio funcional y ordenado, es algo que se consigue a partir de la creación de un sistema en que se empleen estrategias para que cada rincón sea aprovechado, y en este sentido, los organizadores de cajón para cubiertos, pasan a ser una interesante alternativa que involucra una buena cantidad de ventajas.

Por supuesto que armarios y cajones ayudan notablemente en la misión de optimizar las dimensiones de una habitación, pero al tratarse de la cocina y todos los utensilios que se precisan para la preparación de los alimentos, se requiere ir un poco más allá implementado, por ejemplo, el uso de un organizador de cajón para cubiertos, el cual es una excelente opción para categorizar y poder encontrar las cosas rápido y sin complicaciones.

Compra los mejores organizadores de cajón para cubiertos del 2019

La organización interior de los cajones

Erróneamente se cree que poner todo dentro del cajón sin ningún tipo de disposición especifica es igual a ordenar, pero no, solamente se está trasladando el desorden de un punto a otro; la organización interior de los cajones es la forma idónea de distribuir el espacio, de tener una mejor perspectiva de lo que se posee y, en definitiva, de evitar ese malestar que surge al tener que hacerle frente al desastre.

¿Para qué ordenar los cubiertos?

El ejercicio de imaginarse por un momento, tener que buscar una pequeña cuchara en medio de tenedores y cuchillos de puntas afiladas, es más que suficiente para ilustrar un poco lo trascendente que es, el tomarse en serio asegurarse de que cada cubierto tenga un lugar, además por supuesto, de que esta es una forma de alargar su vida útil y proteger la superficie donde reposan.

Tipos de organizadores de cajón para cubiertos

Según el tipo de cajón o gavetero que se tenga en casa, se podrá escoger entre estas populares soluciones para organizar:

  1. Organizadores expansibles para cubiertos: tal y como su nombre lo sugiere, sus divisores cuentan con la posibilidad de ajustarse para poder albergar los diferentes cubiertos; su bandeja extensible facilita que se adapte a cualquier tipo de cajón.
  2. Bandejas ajustables: usualmente proporcionan de 5 a 7 compartimientos, su anchura es ajustable a las variaciones de medidas que tienen los distintos cajones. Materiales como el bambú y el plástico son los preferidos para este tipo de organizador pues son resistentes a la humedad y estéticamente hablando son muy bonitos.
  3. Cuberteros de plástico: resistentes y fáciles de limpiar, se pueden conseguir con muchos o pocos compartimientos. Además de cubiertos, se adaptan para almacenar utensilios como pelapatatas, espátulas, etc.
  4. Cuberteros antideslizantes: cuentan con pies antideslizantes para mantenerse firmes cada vez que el cajón se abre o se cierra; son expandibles y de un material transparente para observar muy bien el contenido en los compartimientos.
  5. Divisores de cajones: con empuñaduras antideslizantes en cada extremo, estos divisores que parecieran ser algo así como regletas, permiten crean tantos apartados como se desee dentro de un mismo cajón. Algunos modelos incorporan palancas para anclar al cajón y ajustar el tamaño según se precise.

 

Deja un comentario