Alimentos en orden con los organizadores para nevera

Al interior del frigorífico, el orden es sinónimo de conservación y de impedir que los comestibles se contaminen. Lo anterior, hace que las personas deban crear un sistema de almacenamiento en el que se efectúe una distribución por zonas y es justo aquí donde los cajones dejar de ser suficientes y se debe complementar con los organizadores para nevera, pues es así como se aprovecha realmente el espacio.

Tal y como lo haría la reconocida gurú del orden Marie Kondo, es pertinente que los alimentos se mantengan en determinado orden para así saber lo que tenemos y lo que ya no necesitamos, por lo tanto, se abren las puertas para el uso de toda clase de organizadores, recipientes, bandejas y repisas que se encargaran según el caso, de controlar la humedad, etiquetar e impedir la llegada de sabores y olores indeseables.

 

¿Es importante ordenar la nevera por dentro?

Definitivamente es más que importante, es un acto de responsabilidad con algo tan valioso como lo es la comida y, por consiguiente, la salud. Mantener el interior de la nevera en orden, permitirá que la temperatura se distribuya mejor, que los productos se mantengan frescos y que se sepa claramente lo que se tiene para no permitir que nada caduque.

Estilos de organizadores para frigorífico

Según lo que se quiera almacenar y el espacio dentro de la nevera en el que se quiera disponer, se puede optar por alguna de las siguientes alternativas:

  • Cajas organizadoras con tapa: disponibles tanto para el congelador como para el frigorífico, son versátiles y apilables. Al encontrarse fabricadas en plástico transparente son resistentes y aptas para guardar desde alimentos hasta bebidas, ciertamente, logran garantizar la higiene, se consiguen de manera individual o en sets y vienen en diferentes tamaños.
  • Cajón ahorrador de espacio: a partir de un diseño extraíble que les permite deslizarse, añaden bastante espacio. Es recomendable verificar la cantidad de peso que soportan, lo mismo que sus dimensiones para que realmente puedan dar respuesta a la necesidad.
  • Organizador de latas y fiambreras: su versatilidad les facilita que en ellos se pueda guardar no solo latas de bebidas, sino también salsas, frutas y prácticamente todo lo que se adapte a sus medidas.
  • Cajas de plástico: vienen sin tapa y pueden apilarse, se consiguen en tamaños y profundidades diferentes. En estas cajas de almacenaje se pueden disponer desde cartones de leche hasta compotas de bebé, verduras y demás.
  • Organizador de huevos con tapa: si el compartimiento de tu nevera no es suficiente, este organizador definitivamente puede darle un giro bastante positivo a la situación ya que es apilable, fácil de limpiar y se consigue para 12, 14 y 21 huevos.
  • Estante lateral para nevera: si bien se ubica en la parte externa, vale la pena mencionarlo ya que permite el almacenamiento de papel de cocina, especias, toallas y hasta cucharones.

 

 

¿Cuál es el mejor organizador para nevera?

Evidentemente, aquellos que son multiusos y apilables tienen mayores ventajas, sin embargo, es algo muy relativo que depende totalmente de las necesidades particulares de cada usuario. Un buen consejo, será siempre estar atento a los materiales, capacidad y proceso de instalación.

 

Deja un comentario