Organizadores de enfermería que facilitan el trabajo

Los organizadores de enfermería son herramientas pensadas para mantener en orden y a la mano, los elementos de trabajo que ocupan en sus labores diarias estos profesionales del área de la salud. Lo más destacable de ellos, es su capacidad multifunción ya que se pueden transportar como accesorio de bolsillo o simplemente, ser ubicados sobre alguna mesa.

Compra los mejores organizadores de enfermería del 2019

Los organizadores de enfermera más populares

  • Organizador auxiliar para bata o pijama: pensados para el transporte diario y continuo, se pueden conseguir en diseños neutros al igual que con estampados un poco más divertidos y juveniles. Los distintos compartimientos permiten bolígrafos, bloc de notas, tijeras, tapones o simplemente, aquello que el profesional considere más importante.
  • Organizador extensible: mucho más grande que el anterior, esta bolsa cuenta con correas extensibles que permitan que pueda colgarse de la cintura, cuello o brazo. Pueden incluir desde 6 compartimientos en adelante, más bolsillo con mallas y sujeta llaves.
  • Funda para cadera: con un sistema de transporte manos libres, esta bolsa es todo un acierto, gracias a que ayuda a que todos los elementos se mantengan accesibles y siguiendo un orden determinado. La mayoría de estos modelos se encuentran confeccionados con materiales antimicrobianos para prevenir infecciones.
  • Organizador para cinturón: usualmente con unos 5 bolsillos, este organizador incorpora una presilla de fijación al igual que un mosquetón para llave. Permite transportar desde lapiceros hasta termómetros aprovechando bastante bien el espacio.
  • Salvabolsillo: perfectos para cuidar la el uniforme o la bata como tal de los escapes de tinta que pueden tener los bolígrafos o rotuladores. De igual manera, en ellos se pueden almacenar pequeños elementos que se requieran a lo largo de la jornada.

¿Qué debe incluir un organizador de enfermería?

Definitivamente, la respuesta a este interrogante se encuentra en una frase: “bolsillos con buena capacidad” pues este es el sentido principal de atreverse a incorporar un complemento como este al uniforme.

Es de resaltar que los compartimientos o bolsillos, deben permitir no solo la organización sino también la visualización de las herramientas, ya que lo que se pretende es que los profesionales encuentren todo inmediatamente.

De otro lado, es fundamental fijarse en el sistema de sujeción del modelo de organizador de enfermería seleccionado, ya que este debe ser acorde al ritmo de trabajo que se lleva y, por consiguiente, no interferir; la calidad en los materiales es algo que no tiene discusión si se pretende que la compra sea a largo plazo.

Organizadores multiusos de bolsillo. 

Un modelo que pueda garantizar ser multiusos, representa una inversión adecuada ya que las labores que se han de cumplir, así lo exigen. Así las cosas, por muy estética que llegue a ser una propuesta, si ésta no puede adaptarse de distintas formas, entonces definitivamente no podrá ser tan eficiente.

Por todo lo anterior, tanto si se trata de acompañar el día a día de enfermeras y enfermeros, como de cualquier otro profesional, la verdad es que es casi que un requisito, que este tipo de soluciones trasciendan a ese nivel en que se acoplan a todo sin dificultad.

Deja un comentario